La prediabetes es un aviso de nuestro cuerpo de que algo no está funcionando bien. Es una alerta que nos indica que debemos cambiar nuestro estilo de vida, antes de que se desencadenen mayores complicaciones que afecten a nuestro organismo, y en definitiva, a nuestra salud.

Desde Insulclock, tenemos la suerte de que una médico especialista en endocrinología como Cristina Tejera haya querido colaborar en nuestro blog para contarnos todo lo que debemos saber sobre la prediabetes.

Queremos compartir sus conocimientos contigo, así que ¡sigue leyendo!

¿Qué es la prediabetes?

Llamamos prediabetes al estado en que se encuentra una persona cuando tiene unos valores alterados de glucosa, lo cual puede darse bien en ayunas o bien tras una sobrecarga oral de glucosa. Estos valores de glucosa se sitúan más altos de lo normal, pero todavía no llegan a entrar en el rango de diabetes.

Aquí podemos distinguir dos tipos de prediabetes:

glucemia basal alterada en ayunas: en este caso, los valores de glucemia venosa en ayunas (en analítica) se sitúan entre 100 y 125 mg/dL (ambos incluidos)

tolerancia alterada a la glucosa: los valores de glucemia venosa (en analítica) a las 2 horas de haber realizado una sobrecarga oral de 75 g de glucosa se sitúan entre 140 y 199 mg/dL (ambos incluidos)

Para detectar la prediabetes, hacer una sobrecarga oral de glucosa suele ser incómodo para el paciente, además de que ello implica dedicarle dos horas a realizar el test. Por eso, cuando se sospecha que pueda haber un caso de prediabetes, lo que se suele solicitar es la determinación de la HbA1c (prueba de hemoglobina glicosilada).

En este caso, decimos que hay prediabetes cuando los valores de esta HbA1c se sitúan entre 5,7% – 6,4% (ambos incluidos).

Factores de riesgo de la prediabetes

Existen una serie de factores que pueden favorecer la aparición de prediabetes. En caso de encontrarnos en alguna de estas situaciones, es aconsejable acudir a un profesional médico para realizar las pruebas y controles necesarios.

Estos factores de riesgo son los siguientes:

  • Tener sobrepeso u obesidad (con un índice de masa corporal situado entre 25 y 29,9 kg/m2 o mayor)
  • Ser mayor de 45 años.
  • Tener la presión arterial alta
  • Tener antecedentes familiares (de primer grado) con diabetes
  • Pertenecer a alguna de las poblaciones con mayor riesgo de padecer diabetes, tales como la afroamericana, latinoamericana, nativa americana, o asiática residente en Estados Unidos.
  • Tener antecedentes de enfermedad cardiovascular (ictus, infarto, insuficiencia cardíaca o alguna enfermedad arterial periférica)
  • Mantener el nivel de colesterol HDL (el popularmente conocido como «colesterol bueno») por debajo de 35 mg/dL o el nivel de triglicéridos por encima de 250 mg/dL.
  • En el caso de las mujeres, tener síndrome de ovario poliquístico.
  • Llevar una vida sedentaria y sin realizar actividad física.
  • Padecer de otras condiciones asociadas a la insulinorresistencia como obesidad severa o acantosis nigricans (zonas de piel oscura y gruesa en cuello o axilas)
  • En el caso de las mujeres, haber tenido diabetes gestacional.

Si estás dentro de alguno de estos factores de riesgo, aunque los resultados de tu pruebas de glucemia sean normales, lo recomendable es repetir estos controles al menos cada 3 años.

En la práctica clínica diaria se emplea el test Findrisk, que nos indica el riesgo de una persona de tener diabetes. Este test tiene en cuenta factores como la edad del paciente, su índice de masa corporal, el perímetro de la cintura, si realiza algún tipo de actividad física, su alimentación y posibles antecedentes de hiperglucemia.

¿Cómo me cuido si tengo prediabetes?

Si las pruebas realizadas indican que tienes prediabetes, deberías empezar a cuidarte para que no llegue a avanzar a diabetes tipo 2.

En primer lugar, es importante mantener un peso adecuado. Si tienes sobrepeso u obesidad, una pérdida del 7% de tu peso corporal puede ser muy eficaz para controlar la glucemia, tal y como se ha demostrado en muchos casos. Por ejemplo, si pesas 100 kg y tu índice de masa corporal es de 32 kg/m2 (estamos hablando aquí de obesidad de grado 1), perder 7 kg puede ser muy beneficioso para tu salud.

Para ello debes seguir una dieta saludable, siguiendo estas pautas:

  • Es importante contar con una base de frutas y verduras y otros vegetales.
  • No te olvides de las legumbres y cereales (arroz integral, quinoa…).
  • Los lácteos, mejor que sean desnatados.
  • Aumenta el consumo de pescado como sustituto de la carne.
  • En concreto, deja carnes rojas y embutidos para el consumo ocasional.
  • Procura que la carne que consumas sea magra como la de pavo, pollo o conejo.
  • La proteína del huevo también es muy saludable.
  • Evita alimentos procesados, dulces y productos con muchos azúcares.
  • Cocina al vapor, al horno, al papillote… Evita siempre los fritos.
  • Usa preferentemente aceite de oliva virgen extra y olvídate de los edulcorantes calóricos.
  • Compra en tu mercado más cercano y busca productos frescos de temporada.

En cuanto al ejercicio, deberías practicarlo de forma regular. 150 minutos a la semana de actividad física moderada son beneficiosos, así que si no te gusta ningún deporte en particular, también puedes caminar o bailar: lo importante es que evites permanecer mucho tiempo sentado. Por otra parte, debes cuidar también tu sueño: no descansar de forma adecuada está asociado con un mayor riesgo de obesidad, y con ello, de diabetes tipo 2.

Puedes ayudarte de la tecnología y usar aplicaciones móviles para lograr tus objetivos. Lleva cuenta de tus menús y raciones, recopila tu actividad física… Planifica para lograr tus objetivos y así lograrás cumplirlos.

¿Necesito tomar medicamentos si tengo prediabetes?

Lo más importante durante el tratamiento de la prediabetes es mantener un peso saludable, realizar actividad física de forma regular y llevar una dieta saludable. Sin embargo, en algunos casos es necesario tomar metformina.

La metformina es un fármaco insulinosensibilizante, que hace que la insulina que produce nuestro pancreas sea más eficaz. Se toma de forma oral, en comprimidos, y aunque es más frecuente en los casos de diabetes de tipo 2, también puede llegar a recomendarse en casos de prediabetes. No obstante, no debemos caer en el error de pensar que por tomar metformina ya podemos descuidar alimentación y ejercicio físico: esto sigue siendo muy importante para que la metmorfina tenga su efecto.

Tu equipo sanitario evaluará tu caso y te aconsejará o no si debes tomar medicación. Según las recomendaciones de la Sociedad Americana de Diabetes, la metformina está aconsejada en prediabetes en casos de pacientes con IMC ≥ 35 kg/m2, menores de 60 años y mujeres con antecedentes de diabetes gestacional. Pero por supuesto, esta recomendación debe ser individualizada, según el historial de cada paciente.

A modo de resumen…

  • Tener prediabetes no implica que vayas a tener diabetes tipo 2 pero para ello debes cuidarte.
  • El mejor tratamiento para que tu glucosa se normalice y no empeore es mantener un peso saludable a través de dieta sana y ejercicio físico regular.
  • Pérdidas del 7% del peso corporal han demostrado ser beneficiosas para controlar la glucemia.
  • 150 minutos semanales de actividad física moderada aparte de ayudarte a mantenerte en forma son beneficiosos para prevenir el desarrollo de diabetes.
  • Emplear apps y otros recursos digitales, como es el caso de Insulclock, pueden ayudarte a conseguir tus objetivos y ser de apoyo para controlar tu glucemia y en definitiva, mejorar tu salud.
Cristina Tejera

Cristina Tejera, Especialista en Endocrinología y Nutrición.

Cristina Tejera, médico especialista, ha colaborado con Insulclock en la elaboración de este post. Además, estará el próximo 8 de febrero en el Diabetes Experience Day como ponente.

Si vas a asistir al Diabetes Experience Day, solicita tu dispositivo Insulclock para probar nuestro sistema de gestión de la diabetes pinchando en este enlace. 

Bibliografía utilizada:

  • Standards of Medical Care in Diabetes—2018Diabetes Care Volume 41, Supplement 1, January 2018
  • Ley SH, Hamdy O,Mohan V, Hu FB. Prevention and management of type 2 diabetes: dietary components and nutritional strategies. Lancet 2014; 383:1999–2007
  • Salas-Salvad ´o J, Bull´o M, Babio N, et al.; PREDIMED Study Investigators. Reduction in the incidence of type 2 diabetes with the Mediterranean diet: results of the PREDIMED-Reus nutrition intervention randomized trial. Diabetes Care 2011;34:14–19
  • Ford ES, Zhao G, Li C. Pre-diabetes and the risk for cardiovascular disease: a systematic review of the evidence. J Am Coll Cardiol 2010;55: 1310–1317